El continente en el seguro de hogar, descubre qué es

 

Cuando hablamos del continente en el seguro de hogar nos referimos a todo lo que involucra la edificación: paredes, techos, suelos, puertas, cristales, ventanas, muros, piscinas, armarios, estantes y afines. ¿Por qué es importante tener este concepto claro? Te lo contamos a continuación.

 

El proceso de compra de una casa tiene gastos añadidos además del valor de la propiedad: reformas necesarias para ampliar o mejorar los espacios, integración de muebles, diseño de jardines y toda una serie de detalles agregados que no solemos tener claro dónde se ubican dentro de la cobertura de nuestro seguro de hogar. Lo cierto es que en la tarificación de esta clase de pólizas se cuenta la protección de tres elementos: el continente, el contenido y la responsabilidad civil. 

 

¿Qué es exactamente el continente del seguro de hogar?

Hablar del continente de una vivienda es referirnos a los materiales y partes fijas que conforman su estructura, es decir, los utilizados para su construcción e instalaciones. Esto incluye las dependencias ajenas de la vivienda principal como el garaje, piscina, aparcamiento o trasteros asociados. Si tuviéramos que simplificarlo, el continente es todo aquello que quedaría anclado a la vivienda si pudiéramos darle la vuelta con la mano:

  • Paredes
  • Puertas
  • Instalación eléctrica
  • Tuberías
  • Ventanas
  • Etc.

  

¿Cómo se valora el continente?

Esta es una pregunta muy común entre quienes valoran la adquisición de un seguro de hogar. Como ya te habrá comentado tu asesor, lo primero a tener en cuenta es que el valor del continente no debe confundirse con el coste de la casa, ni con la valoración final de un perito a la hora de venderla. Por el contrario, el valor del continente se determina mediante el coste que tendría reconstruir la vivienda en caso de siniestro, sin tener en cuenta el valor del suelo. Para ello hay que calcular el valor de reconstrucción del metro cuadrado (variable según la ciudad) y luego multiplicarlo por el tamaño final del inmueble.

 

¿Cómo se determinan los metros cuadrados de mi vivienda? 

El tamaño de una vivienda se calcula teniendo en cuenta los metros cuadrados construidos (excluyendo balcones, terrazas y anexos). Finalmente a la hora de asegurar tu hogar, la póliza cubrirá el continente según los metros cuadrados que aparezcan registrados en el catastro, es decir, aquellos que estén construidos. 

 

Artículos Relacionados:

¿Sabes qué es el Contenido?

¿Quieres saber la diferencia entre contenido y continente y por qué es importante tenerlo claro a la hora de contratar un seguro del hogar?. + Leer más

¿Tienes cobertura Internacional?

¿Sabes si alguno de tus seguros tiene cobertura internacional? ¿Quieres saber si estás protegido cuando viajas?. + Leer más

¿Sabes que es la prima del seguro?

Te contamos todo lo que debes saber sobre el pago de tus seguros. Descubre los tipos de primas y las opciones de pago. + Leer más