¿Qué es un seguro de amortización de préstamo?

20/12/2021

Lo más común es pensar en un seguro de vida como la mejor opción para cubrirnos las espaldas, sin embargo, existe otra alternativa: el seguro de amortización de préstamo. Se trata de una póliza pensada para las hipotecas que se activa haciéndose cargo de la deuda pendiente cuando ocurren uno de los siniestros contemplados en el contrato de seguro.

Si tienes una hipoteca y quieres despreocuparte, este artículo es para ti. Sigue leyendo y descubre cómo un seguro de amortización de hipoteca puede ayudarte a tener las cosas bajo control.

Seguro amortización prestamos

Un seguro de amortización de préstamo es muy similar al seguro de vida. Es un producto que cubre los pagos asociados a una hipoteca en caso de que el tomador fallezca o sufra un accidente que le impida trabajar y generar ingresos.

Así como un seguro de vida, el de amortización de préstamos es una buena alternativa para liberar a nuestros seres queridos de la responsabilidad de abonar la deuda pendiente (según el porcentaje asegurado).

Lo primero que hay que tener muy claro es que un seguro de amortización de préstamo se centra principalmente en cubrir el préstamo hipotecario que el asegurado tenga contratado con un banco.

El capital que queda cubierto corresponde al importe que está pendiente por liquidar al banco. De esta forma estamos protegiendo a nuestros herederos evitando que su patrimonio se vea comprometido para saldar la deuda.

La cobertura principal que ofrece este tipo de póliza es el fallecimiento del asegurado por cualquier motivo, sin embargo, es posible contratar garantías complementarias como la invalidez absoluta y la invalidez permanente. 

Absolutamente, no. Ninguna entidad bancaria puede obligarnos a contratar un seguro de vida o un seguro de amortización de préstamo para que nos concedan la hipoteca. De hecho, el único tipo de seguro que es obligatorio contratar cuando se adquiere un compromiso hipotecario con un banco es el de incendio.

Ahora bien, aunque contratar una póliza de vida o una de amortización de préstamo no sea un requisito necesario para obtener el “sí” del banco, es más que aconsejable si quieres proteger el futuro de quienes dependen de ti.

Si te animas a contratarlo, analiza varias opciones. Aunque el banco será muy insistente para que contrates uno o varios productos ligados a la hipoteca, es probable que estés perdiendo la oportunidad de ahorrarte unos cuantos euros y obtener mejores beneficios si lo haces directamente con una compañía aseguradora. ¡Todo es cuestión de comparar distintas alternativas!

  • Son productos que gozan de flexibilidad. Un seguro de amortización de préstamo se amolda a las necesidades y circunstancias del tomador. Existen, por ejemplo, distintas alternativas de pago y de capital asegurado.
  • Una de las principales ventajas de este tipo de póliza es que la prima permanece constante durante toda la vigencia del seguro.
  • El seguro tiene la misma duración que el crédito hipotecario al que está vinculado.
  • El seguro de amortización de préstamo se puede cancelar durante los 30 días posteriores a su contratación o después de un año siempre que se avise a la aseguradora con un mes de antelación. En ambos casos, es necesario comunicar la decisión a la compañía aseguradora.
  • En cuanto a las ventajas fiscales, la deuda asegurada se puede liquidar directamente sin que el pago de las contingencias de fallecimiento supongan una carga o impacto fiscal.

Ambos son productos que protegen a quienes más nos interesan, sin embargo, y pese a lo que muchos clientes piensan, son pólizas distintas.

Una de las principales diferencias es que cuando se contrata un seguro de vida el capital asegurado será entregado en concepto de indemnización a los beneficiarios cuando ocurra algunos de los siniestros contemplados en el contrato de seguro. En cambio, el seguro de amortización de préstamo es un producto que, como bien lo indica su nombre, sirve para amortizar el coste de la hipoteca.

En otras palabras, cuando se suscribe un seguro de amortización de hipoteca no existen beneficiarios directos, por tanto, no se remite ninguna cuantía a los familiares. Lo que sucede es que el seguro libera a los herederos de la carga hipotecaria haciéndose cargo exclusivamente de los pagos pendientes de la hipoteca.

No existe un seguro mejor que el otro. La decisión de contratar un seguro de vida o un seguro de amortización de préstamo va a depender de la situación económica y necesidades del asegurado y de sus familiares.

Recuerda que ambos productos intervienen en el ámbito protector. Antes de tomar una decisión, analiza cuáles son los compromisos económicos que en tu ausencia afectarían la estabilidad económica y el futuro de tus seres queridos.

Si necesitas ayuda para elegir uno u otro producto, cuenta con nuestros asesores. Consulta todas tus dudas, compara opciones y comienza a asegurar el futuro de quienes más amas.

#coberturas #segurodevida #hipotecas #prestamos
elegir seguro de vida
Cada vez más personas se animan a contratar un seguro de vida, ya sea para proteger el futuro económico de sus seres queridos o incluso con el objetivo de construir un ahorro que pueda ser disfrutado tras la jubilación. Se trata de un producto que ante imprevistos ofrece a sus beneficiarios una seguridad financiera importante. Ahora bien, aunque estamos muy acostumbrados a escuchar sobre los seguros de fallecimientos, existen otras tipologías muy interesantes pensadas para perfiles de ahorradores y para personas que necesitan asegurar su hipoteca.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.