Guía para evitar incendios navideños: cómo proteger tu hogar

18/12/2023
Cómo evitar que las luces de tu árbol de Navidad causen un incendio

Uno de los mayores riesgos de las luces y decoraciones festivas son los cortocircuitos. El árbol de Navidad podría causar un incendio en casa si te descuidas, así que siempre se aconseja apagar todas las luces cuando no estés en la misma habitación.

Además, cuando compres luces, iluminaciones y otros artículos navideños, sobre todo los eléctricos, tendrás que asegurarte de que lleven la marca CE para cumplir las normas de seguridad europeas. Es más, se aconseja que sean tipo led.

Otro elemento al que prestar atención es mantener las luces alejadas de las fuentes de calor y de los materiales fácilmente combustibles o inflamables. Lo correcto será mantener una distancia de al menos un metro y medio de precaución. También es recomendable desenchufar las luces cuando estén apagadas y mantenerlas alejadas del agua.

 

A modo de resumen, compartimos un decálogo de buenas prácticas para montar tus luces de Navidad de la forma más segura:

 

●     Las luces de Navidad nunca deben dejarse encendidas durante la noche o al salir de casa.

●     Hay que verificar, con mucho cuidado, que el producto esté bien montado, con todos los cables aislados y sin irregularidades.

●     Es mejor elegir luces de bajo voltaje con una fuente de alimentación independiente para reducir el riesgo de incendios.

●     Son recomendables las luces LED, ya que no se recalientan y soportan mejor la humedad y las vibraciones que las luces tradicionales.

●     Si quieres decorar los espacios exteriores, es imprescindible utilizar luces específicas adecuadas para estos ambientes. Deben tener un aislamiento más eficaz y resistir a la humedad, la lluvia, el calor y el frío (como mínimo un índice de protección IP55).

●     Las luces de Navidad no son juguetes, por lo que no deben dejarse al alcance de las mascotas o de los niños.

●     Se aconseja emplear una sola clavija en cada enchufe, evitando triples inestables por el peso de demasiadas conexiones. En los casos en los que se necesiten varios y solo se disponga de uno, lo mejor es optar por las tomas múltiples, que son seguras y funcionales.

●     Las luces, ya sean de interior o de exterior, nunca deben atarse con ganchos metálicos. De hecho, estos últimos pueden actuar como conductores en el caso de que se produzca la más mínima fuga de corriente.

●     Si se funde alguna de las luces se sustituirá la totalidad del cordón, no reponiendo luces ni otros componentes del sistema, ni realizando empalmes en los cables que podrían provocar un cortocircuito y un incendio.

 

Si se utilizan cordones luminosos de años anteriores, hay que comprobar siempre que funcionen correctamente antes de instalarlos.

Encender la chimenea en Navidad no solo calienta el hogar, sino que crea un clima muy agradable y confortable. Pero, las chispas que salen de la chimenea pueden provocar un incendio si no te encuentras en casa o en la misma habitación en la que está encendida. Y es que este elemento siempre debe utilizarse bajo supervisión.

Además, es importante que los adornos navideños no se coloquen muy cerca de la chimenea. Porque las guirnaldas u otros materiales pueden acabar incendiándose si no están ubicados en una zona segura.

El uso de petardos en Navidad es muy común en algunas zonas para celebrar el encuentro con la familia, pero también ese ambiente festivo que tanta alegría trae consigo. Sin embargo, es crucial que tengas precaución al utilizar estos productos, puesto que no se recomienda lanzarlos dentro de casa, ya que esto podría provocar fácilmente un incendio.

Si bien utilizar petardos dentro de la vivienda sucede en muy pocos casos, sí es más habitual que se enciendan bengalas. Son más pequeñas, aparentemente inofensivas, pero pueden provocar quemaduras en la piel, en la ropa y en la decoración festiva que haya alrededor, puesto que sus chispas son difíciles de controlar. Además, el humo puede ser tóxico, por lo que es preferible encenderlas en el balcón, la terraza o el exterior

Dejar el árbol de Navidad encendido durante toda la noche cuando está colocado cerca de la ventana es una práctica frecuente. Sin embargo, al igual que el resto de los elementos (como las chimeneas) es mejor que esté apagado si incluye luces cuando no estás en casa o despierto para poder verificar que todo está bien.

Una buena manera de prevenir un incendio navideño en el hogar es adquirir un árbol de Navidad que sea no combustible. Esta es una alternativa más segura y que te ayudará a sentirte más tranquilo durante estas fechas del año tan especiales.

En conclusión, un árbol de Navidad puede ser motivo de incendio, pero hay algunas simples indicaciones que podemos seguir para reducir este riesgo. Además, recordemos que los seguros de hogar están especialmente diseñados para protegernos de este tipo de accidentes. Si quieres saber mejor cómo funcionan las coberturas Allianz, ponte en contacto con nuestros asesores en cualquier momento a través del formulario. 

#Segurodehogar #incendiosnavideños #incidentes #Navidad #coberturasAllianz
¿Te llamamos?
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo
Asesoramiento jurídico y médico
De lunes a jueves de 9h a 19h y viernes de 9h a 18h