Precauciones a la hora de cargar tu patinete y bici eléctricos en casa

01/12/2022
Cómo cargar tu patinete y bici eléctricos sin provocar un incendio

Es importante señalar que si se emplean de acuerdo con las instrucciones del fabricante, las bicicletas y los patinetes eléctricos no tienen un riesgo de incendios particularmente alto.

Los problemas surgen cuando los sistemas de gestión de la batería y la ventilación no consiguen mitigar un sobrecalentamiento repentino, lo que puede producir un desbordamiento térmico y, como consecuencia, un incendio.

Los incendios en las baterías de litio, que son las que se emplean en bicis y patinetes eléctricos, se desarrollan muy rápidamente y son difíciles de apagar. Además, los extintores de polvo ordinarios de 6 kilos, los más habituales en las zonas comunes de los edificios, no están indicados para extinguir este tipo de fuegos.

Por esta razón, hay que evitar cargarla en pasillos y zonas de paso, ya que en caso de incendio se podría bloquear la única vía de escape de la vivienda.

Los incendios de scooters, patinetes y bicicletas eléctricas son siempre más frecuentes, aunque en la mayoría de las veces se deben a un mal uso de estos medios de transporte como, por ejemplo, el mal hábito de modificar o reparar las baterías sin la ayuda de un profesional.

También, es importante que la batería de litio no sufra ningún tipo de daño por accidente. Si esto ocurre, lo mejor es comprobar su integridad. Recibir demasiados golpes podría dañarla y provocar que ésta pueda arder en cualquier momento sin que nos demos cuenta. Por esta razón, se recomienda que el proceso de recarga se realice siempre con personas responsables presentes y, a poder ser, en zonas ventiladas (no expuestas directamente al sol, ni heladas, ni lluvia) y separadas de cualquier material combustible (cortinas, sofás, colchones…).

En invierno, se debe evitar cargar la batería si ésta está a muy baja temperatura congelada. Siempre se aconseja cargar la batería en zonas con temperatura entre 15-25ºC. También, es fundamental no dejar la batería enchufada durante horas o días. Cuando no usamos nuestra bicicleta, lo mejor es guardarla en el interior y en un lugar ventilado con una carga de entre el 30 y el 60 %. Para un buen mantenimiento, se podrá hacer una recarga cada dos meses (todo esto no sé de dónde sale ni si es correcto o no). En general, se recomienda seguir las indicaciones del fabricante.

En verano, con el uso más frecuente de la bicicleta y las temperaturas altas, es más fácil que la batería se sobrecaliente. En este caso, es mejor esperar a que se enfríe para hacer la recarga. También, es preferible realizar cargas parciales, de hasta el 90 %, en lugar de dejar el cable conectado durante mucho tiempo para hacer una recarga completa.(lo mismo que en el párrafo anterior, no sé si esto es correcto o no)

Además, es siempre recomendable proteger la batería de la luz solar directa. Por ejemplo, si aparcamos el vehículo en la calle durante mucho tiempo, lo mejor es desconectarla, lo que también nos protegerá de eventuales robos deberíamos aparcarlo a la sombra y asegurarnos de que la temperatura a la que se vea expuesto no supera los 30ºC.

Como resumen, aquí dejamos un decálogo de buenas prácticas para la carga eficaz y segura de los patinetes y de las bicis eléctricas.

  1. Colocar un detector de humo en la zona de carga.
  2. Efectuar la carga siempre con atención y cuidado.
  3. Leer con atención las instrucciones de utilización del fabricante.
  4. No sustituir el cargador original por otro compatible.
  5. Proceder a la carga sobre una superficie que no sea fácilmente inflamable.
  6. Ante un incendio, no utilizar agua directamente sobre la batería.
  7. No cargar en pasillos ni escaleras, ya que se obstruiría como vía de escape en caso de incendios.
  8. Reemplazar la batería si está dañada en un servicio técnico cualificado.
  9. En el caso de ruidos inusuales, olor a quemado o sobrecalentamiento de la batería, bloquear la carga de inmediato.
  10. Si aparecen humo y llamas, llame al departamento de bomberos al 112 y abandone el edificio dejando puertas y ventanas cerradas.

De todas formas, seguir atentamente las instrucciones nos ayudará a no cometer errores.

Ahora que ya sabemos cómo se carga un patinete o una bici eléctrica de manera correcta, podremos moverte de forma más sostenible y sin riesgos. Además, recordemos que los seguros de hogar están especialmente diseñados para protegernos de este tipo de accidentes.

Si queremos saber mejor cómo funcionan las coberturas de Allianz, no dudemos en ponernos en contacto a través del formulario para que encontremos las respuestas a nuestras preguntas. 

#hogar #segurohogar #patineteelectrico #bicicletaelectrica
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.