¿Cada cuánto se ha de revisar la caldera y cómo hacer un buen mantenimiento?

20/04/2021

Aunque el manual de mantenimiento de algunos fabricantes de calderas puede indicar que la revisión debe realizarse anualmente, por norma general, la verificación del estado de la caldera y su respectivo mantenimiento debe llevarse a cabo cada dos años. Sin embargo, las calderas que utilicen otro tipo de combustible, como el gasóleo, tendrán que pasar por una comprobación anual.

Y, ¿en qué consiste exactamente el mantenimiento de la caldera de gas? En primer lugar, se busca comprobar que el funcionamiento del equipo sea el correcto. Esto quiere decir que, la seguridad y la durabilidad estén dentro de los parámetros admitidos. También se verifica la eficiencia energética con la finalidad de comprobar que las emisiones de gases sean las adecuadas.

Indiscutiblemente, se trata de una revisión de vital importancia que, además de proporcionarnos confort, nos da la tranquilidad de que estamos viviendo en un hogar seguro.

Los fabricantes de calderas y las compañías comercializadoras de gas ofrecen el servicio de mantenimiento y revisión. No obstante, a diferencia de la inspección de la instalación de gas natural, puedes decidir contratar por tu cuenta a un profesional idóneo e independiente. A continuación te explicamos las ventajas de decantarse por uno u otro servicio:

Servicio Técnico Oficial. Una de las principales ventajas de contratar el servicio técnico oficial es que tienen un profundo conocimiento sobre los productos de la marca, lo cual transmite fiabilidad y confianza. En caso de que sean necesarias algunas reparaciones, tendremos la garantía de que se están utilizando recambios originales.

Contratar los servicios de la compañía de gas. Resulta cómodo toda vez que el servicio se incluye en el contrato con la empresa comercializadora del gas. Es la propia empresa la que avisa al cliente sobre la correspondiente revisión, incluyendo el cobro en la próxima factura mensual de consumo. El precio suele ser mayor, aunque en ocasiones el servicio es mucho más completo y personalizado.

Mantenedores cualificados. Se trata de empresas que ofrecen este tipo de servicios por cuenta propia o a través de una empresa energética. Tienen la condición de empresa mantenedora térmica, por lo que están correctamente habilitadas para llevar a cabo el mantenimiento de la caldera de gas.

En el caso de los profesionales que realicen tareas de mantenimiento y reparación de las calderas de gas domésticas, deberán contar con la condición de instaladores de gas y agentes de puesta en marcha, mantenimiento y reparación de aparatos a gas (APMR), en cumplimiento de lo dispuesto en el RD 919/2006 por el que se aprueba el Reglamento técnico de distribución y utilización de combustible gasesosos.

revisar la caldera periódicamente

Además de ser puntuales con el mantenimiento de la caldera de gas, también podemos seguir algunas pautas que mejorarán el rendimiento del equipo, evitarán posibles averías y mantendrán a punto el artefacto durante todo el año.

  • Revisa los termostatos y la presión de forma periódica, ya que con el paso del tiempo suelen perderla. Ten en cuenta que, en frío, la cadera debe tener una presión de entre 1 y 1,5 bares, mientras que cuando se pone en funcionamiento, esta cifra aumentará un poco.
  • Verifica las llamas y la ventilación. Lo normal es que la llama sea de un tono azulado fuerte y no debe emitir humos ni olores. Ante la presencia de una llama amarilla o de color ahumado, será necesario que contactes con tu técnico.
  • Asegúrate de que tu caldera no esté sucia ni mal regulada. Ambos aspectos podrían incrementar el consumo.
  • No pongas en riesgo tu seguridad. Ante la tentación de ahorrarte unos cuantos euros contratando a personal no cualificado, opta siempre por acudir a profesionales competentes en la materia.
  • Por último, evita los timos que están a la orden del día. Ya sea que contrates los servicios de soporte técnico o de la compañía comercializadora de gas, nunca pagues con dinero en metálico. El pago por la revisión de la caldera obligatoria deberá estipularse mediante un contrato, o bien, lo cobrará la compañía de gas en la siguiente factura.
#segurohogar #prevención #caldera #calentador #mantenimiento
trucos evitar atascos tuberías
Una de las averías más comunes del hogar es el atasco de las tuberías. Un problema que, si bien se puede convertir en un auténtico dolor de cabeza, puede prevenirse siguiendo algunas recomendaciones muy sencillas. Para que sepas cómo actuar, qué productos utilizar y cada cuánto necesitas darle mantenimiento de la mano de un profesional, desde Allianz te hemos preparado algunos consejos para que no se te escape nada.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.