¿Qué es el continente en los seguros de hogar?

08/04/2021
El continente de una vivienda, a diferencia del contenido, envuelve a todos aquellos elementos que no se pueden extraer del edificio o de la vivienda a menos de que esta sufra un daño o siniestro. Y es que, un seguro de vivienda no solo protege nuestros muebles y pertenencias de un robo o incendio, sino que también ofrece otros niveles de coberturas destinadas a salvaguardar otros aspectos de la casa. La responsabilidad civil es una de esas garantías.

Los cimientos, muros, paredes y las instalaciones fijas (agua, electricidad, calefacción, telefonía, etc.) son algunos ejemplos de elementos de construcción que componen la estructura de un edificio o de una casa y, por ende, son considerados parte del continente de una vivienda.

Así pues, podríamos decir que el continente del hogar involucra a todas aquellas partes que integran la vivienda y que no pueden ser retiradas (columnas, suelos, techos, etc.). Además, de las estructuras de la casa y las instalaciones, también forman parte del continente los elementos decorativos fijos como molduras, rodapiés, parquet, moquetas, pintura, etc. También podemos hablar de otras partes de uso privado que integran la casa: jardines, piscinas, pistas de tenis, vallado, ascensores, garajes y trasteros.

El continente en el seguro de hogar: ¿Qué es?

A diferencia de un seguro de coche, la contratación de una póliza de hogar no es obligatoria a menos de que exista una hipoteca de por medio, en cuyo caso, la entidad bancaria nos obliga a suscribir un seguro que proteja la vivienda de cualquier tipo de siniestro.

En ese sentido, optar por un seguro de hogar te ofrece la opción de proteger tres aspectos de una casa: la responsabilidad civil, el contenido y el continente. Este último se calcula multiplicando los metros de la superficie construida por el coste promedio que tendría reparar una vivienda de características similares. Asimismo, la empresa aseguradora tendrá en cuenta la calidad de los materiales, la zona geográfica donde ha sido edificada la propiedad y el tipo de vivienda.

En cualquier caso, antes de contratar un seguro de hogar el cliente podrá decidir qué capital quiere incluir en concepto de continente, no obstante, ante el común desconocimiento del valor del mismo, la compañía de seguros puede ofrecer una estimación. Es importante tener en cuenta que, a la hora de suscribir la póliza, el valor del continente que se contrata nada tiene con lo que nos costó la propiedad o con su precio de venta, sino con el coste que supondría repararla en caso de siniestro.

  • Para evitar confusiones, recuerda que debes diferenciar entre el valor total del piso (incluye el suelo) y el valor del continente (no incluye el precio del suelo).
  • Si tienes construcciones o mejoras adicionales, consulta con tu aseguradora las diferentes posibilidades de incluir estos extras en las coberturas de tu seguro de hogar.
  • Si vives en una comunidad de vecinos, consulta la póliza. De esta forma podrás validar aspectos que ya están cubiertos y que no necesitarás incluir en tu propio seguro. ¡No pagues dos veces por el mismo continente!
El tamaño de una vivienda se calcula teniendo en cuenta los metros cuadrados construidos (excluyendo balcones, terrazas y anexos). Finalmente a la hora de asegurar tu hogar, la póliza cubrirá el continente según los metros cuadrados que aparezcan registrados en el catastro, es decir, aquellos que estén construidos. 
#segurohogar #coberturas #coberturassegurohogar #continente #contenido
contenido seguro hogar
Cuando hablamos del contenido en el seguro de hogar nos referimos a todo lo que está dentro de nuestra casa, desde los muebles y electrodomésticos hasta la ropa, joyas u obras de arte