Seguros para electrodomésticos

Lo más habitual es encontrarnos con seguros de hogar que dentro de sus coberturas incluyen la reparación de electrodomésticos cuando estos se estropean a causa de uno de los siniestros contemplados en el contrato de seguro (tormentas, subidas de tensión, cortes eléctricos, etc.).

Ahora bien, otra cuestión que hay que tener muy clara para comprender el alcance de nuestra póliza y, en concreto, de la cobertura que responde por los daños de nuestros electrodomésticos, es si estos artefactos pertenecen al continente o al contenido del hogar.

En otras ocasiones, hemos hablado sobre ambos conceptos. A grandes rasgos, el continente agrupa todos aquellos elementos que forman parte de la estructura constructiva del inmueble (cimientos, muros, paredes, columnas, techos, instalaciones fijas…). Por el contrario, el contenido está formado por todo aquello que se encuentra en el interior de la vivienda por iniciativa de quien la habita (propietario o inquilino): muebles, ropa, joyas, obras de arte, objetos tecnológicos y sí, también los electrodomésticos.

Así que la próxima vez que tengas dudas sobre quién se hace cargo de reparar tus electrodomésticos, antes de encargarte personalmente de asumir el costo de la reparación, consulta con tu aseguradora el alcance y cobertura de tu póliza en estos casos, pues es muy probable que la compañía aseguradora se haga cargo.

De modo general, los seguros de hogar consideran como electrodomésticos artefactos como: la televisión, el lavavajillas, el frigorífico, la lavadora, el horno, el microondas, el congelador, la cocina y la secadora. En cualquier caso, antes de contratar una póliza de hogar es importante tener este punto claro desde el primer momento para evitar confusiones más adelante. ¡No todas las aseguradoras cubren los mismos electrodomésticos!

De hecho, la manera en la que el asegurador resarce el siniestro también puede variar entre compañías de seguro. Algunas se encargan de la reparación del aparato, mientras que otras ofrecen una indemnización monetaria por el valor real del electrodoméstico.

También existe la posibilidad de que la aseguradora, antes de decidir si repara o sustituye el electrodoméstico, verifique la depreciación por antigüedad y el uso y obsolescencia del artefacto.

Esta es una de las cuestiones que más inquieta a los asegurados. Afortunadamente, algunas aseguradoras como Allianz cubren el deterioro de los alimentos. Eso sí, no todas las compañías lo hacen en las mismas condiciones. Por ejemplo, algunas empresas solo cubren hasta el 2% del contenido o hasta una cantidad en euros específica.

Como en los apartados anteriores, la reparación de cristales rotos también depende de las condiciones de la compañía aseguradora. Por ejemplo, algunas empresas toman en cuenta si las lunas forman parte fija de electrodomésticos como el horno, el frigorífico y las placas de vitrocerámicas.

Otras aseguradoras responden exclusivamente por las placas de cocina fabricadas en materiales cerámicos debidamente verificados.

El seguro de hogar puede presentar distintas limitaciones en lo que respecta a la reparación de electrodomésticos. Veamos las más comunes:

  • Las pólizas de hogar responden ante averías que son provocadas por subidas de tensión, cortes eléctricos o tormentas. Difícilmente encontraremos un seguro que responda por siniestros que tengan un origen distinto (arañazos, golpes, deformaciones, etc.). En estos casos, lo mejor es contratar otras coberturas o pólizas específicas.
  • Aunque existen aseguradoras que incluyen dentro de sus coberturas un listado extenso de electrodomésticos, algunas se limitan a ofrecer la reparación de aparatos de línea blanca.
  • Otra limitación tiene que ver con la antigüedad de los electrodomésticos. Puede darse la situación de que la póliza no intervenga en la reparación del aparato cuando este rebase los 10 años de antigüedad. Algunas aseguradoras acortan este plazo a siete años.

Antes de contratar un seguro de hogar es clave detenernos en las Condiciones Particulares y Condiciones Generales de la póliza. En estos apartados encontraremos especificadas las garantías que estamos contratando para proteger nuestra vivienda.

Pero, hay más. Además de echarle un vistazo a las condiciones, es fundamental entender el “cómo”. Es decir, cuáles son las limitaciones que tendrán lugar una vez necesitemos reparar nuestros electrodomésticos: tipo de avería, causa del daño, marca del electrodoméstico, antigüedad, tipo de material, valor real de aparato, etc.

¿Aún no tienes un seguro de hogar o quieres hacerte con uno nuevo? Desde Allianz ponemos a tu disposición a nuestros más de 13.000 asesores para ayudarte a elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades y estilo de vida. ¡Nuestro objetivo es ayudarte a proteger aquello que más te importa!

#hogar #segurohogar #seguroelectrodomesticos #reparacionelectrodomesticos
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.