Lo que debes saber sobre los cambios en la legislación sobre drones

29/04/2021
El uso de los drones se ha expandido a muchos ámbitos. El personal, desde luego es uno de ellos, sin embargo, también han ganado terreno en el mundo científico y en el sector de las comunicaciones. Por otro lado, en el ámbito sanitario, el 2020 ha marcado un antes y un después en el uso de estos vehículos aéreos no tripulados: ante una emergencia de salud pública, el uso del dron facilitó en varios países el reparto de alimentos y medicinas en tiempo récord. No podemos poner en duda el potencial que pueden llegar a tener en un corto plazo, pero, ¿qué dice la normativa europea de drones respecto a su uso? ¿Es obligatoria para todos? Todas las respuestas que necesitas a continuación.

Desde el pasado 31 de diciembre de 2020 ha entrado en vigor la nueva normativa europea de UAS (drones) que, según la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), aplica tanto para drones de uso recreativo como profesional de cualquier tamaño o peso.

Así pues, una de las principales cuestiones que recoge esta última normativa de drones es el registro como operador. Esto quiere decir que, todas las personas que pretendan volar un dron tendrán que estar registradas como operadores en la sede electrónica de la AESA donde obtendrán un número que deberá incluirse de forma visible en el vehículo.

Por otro lado, también se exige cumplir con una formación acreditable como piloto en función de la categoría operacional en la que se pretende operar. Por ejemplo, el examen de conocimientos que da acceso a volar un dron de categoría abierta, se puede realizar de manera gratuita y telemática a través de la web de la AESA, organismo del Estado encargado de expedir el certificado.

Operar un vehículo aéreo no tripulado tiene sus riesgos, por lo que la contratación de un seguro de drones que cubra la Responsabilidad Civil frente a terceros por daños y perjuicios es obligatoria independientemente de que se esté operando el dron con fines recreativos o profesionales.

Aunque su contratación no tiene que ser de carácter permanente, la ley sí exige que se disponga de un seguro completo para cubrir cada vuelo realizado. No obstante, puede resultar más rentable suscribir una póliza anual, sobre todo si pretende disfrutar de esta afición con carácter regular.

legislación drones

Volar un dron está sujeto a un conjunto de reglas generales condicionadas al peso del vehículo, la cercanía a edificios y la presencia de otras personas. A continuación, te explicamos los aspectos más relevantes que tendrás que tener en cuenta en función de las diferentes categorías operacionales que existen.

 

1. Categoría abierta (Subcategorías A1, A2 y A3). Se refiere a todas las operaciones que sean de bajo riesgo operacional. Las personas físicas o jurídicas que residan en España, tienen la obligación de registrarse de manera telemática a través de la sede electrónica de la AESA cuando utilicen cualquier aeronave no tripulada con peso máximo al despegue (MTOM por sus siglas en inglés) de 250 gramos o más o que, en caso de colisión, pueda transferir al tercero afectado una energía cinética superior a los 80 julios.

También tendrán que registrarse los operadores de cualquier vehículo no tripulado equipado para capturar datos personales, salvo que sea conforme con la Directiva 2009/48/CE y aquellas aeronaves no tripuladas de cualquier masa en la categoría “específica”.

 

2. Categoría específica. Comprende operaciones de UAS con riesgo medio. No pueden realizarse en categoría abierta y, tal como recoge la legislación de drones en España y en el resto de la Unión Europea, es necesario que el operador solicite una autorización operacional emitida por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Aquellos operadores de UAS que posean un certificado de operador de UAS ligeros (LUC) no están obligados a estar en posesión de la autorización operacional o de una declaración. 

 

3.  Categoría certificada. Requieren certificación de UAS por la AESA y la obtención de una licencia por parte del piloto a distancia. Entran en esta clasificación los sistemas aéreos no tripulados con una dimensión de 3 metros o más cuyo diseño esté certificado para ser utilizado sobre concentración de personas.

  • Antes de volar tu dron, revisa las zonas permitidas para dicha actividad.
  • Dedica tiempo a la lectura y comprensión del manual del vehículo.
  • Nunca pierdas de vista el dron.
  • No vueles a más de 120 metros, ni cerca de otros objetos, aeropuertos o grupos de personas.
  • No hagas fotos ni vídeos a otras personas sin su consentimiento previo.

Volar un dron no es complejo si sigues las reglas. Hazlo con precaución y asegúrate de contratar un seguro de drones que cubra cualquier daño que puedas causar a terceras personas. Desde Allianz ponemos a tu disposición a nuestros asesores para resolver todas tus dudas.

#Ocio #segurodrones #legislacióndrones #normativadrones
consejos volar dron
¿Estás pensando en comprarte un dron? ¿Te han regalado uno o te lo acabas de comprar? ¿Estás pensando en iniciarte en esta afición o quizás necesitas uno para tu empresa? Si respondes afirmativamente a alguna de estas preguntas, sigue leyendo por que te damos algunos consejos para empezar a entrenarte en el vuelo de estos aparatos.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.